Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

Vinos dulces, los vinos que resisten.

Imagen
En las cuentas españolas de 1474 se enumera en el inventario, todos aquellos vinos de solera y dulces embarcados más allá de la frontera ibérica, por los llamados “genios andaluces”. Bajo aquel renombre, no debería extrañarnos que gran parte del vino que importaban los primeros colonos de la conquista, fuera dulce. Tanto por la necesidad puesta en el culto religioso, así como para mantener viva la paridad folclórica que se daba a la hora del postre: consumo de  tortas, biscochos y panales acompañados con vinos de similares características. (Hist. Alberto Ramos y Javier Maldonado)


Saltando varios siglos, los vinos dulces han sido derroche de ingenio y necesidad, que por un lado describe a vinos tradicionales como arropes, pajaretes, fortificados y asoleados, y por otro, a esos vinos que son mezclados con cualquier substancia que logre endulzarlo a la fuerza. Así cobra importancia a mediados del siglo pasado, mezclar el vino con algún u otro agregado. Y esto no es un tema menor, ya que d…