Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

La pretensión de replicar el valor gastronómico del Perú en Chile. Transculturas e inclusiones.

Imagen
En pleno día de celebración de las fiestas patrias del año 2013, Canal 13 exhibe en su noticiario del mediodía un extenso reportaje que por curiosidad, no trató sobre juegos típicos, fondas o los rituales parrilleros de siempre. Era, sobre la gastronomía peruana. En algo más de diez minutos, el reportaje dejó en visión del espectador el crecimiento económico del Perú y de cómo el fenómeno gastronómico era aplaudido por los chilenos, quienes además de alabar la contundencia y variedad de sus platos, festinaban el no tener que desembolsar una enorme cantidad de dinero por sus preparaciones. Ante tal hecho, no hay muchas vueltas ni conclusiones que sacar. En Chile al menos la comida peruana comienza de a poco a desligarse del término fenómeno, para reconocerse como un evento transcultural sin precedentes. Mirando hacia otra latitud, muchos han viajado a constatar aquel movimiento en el país de origen. Y del resultado de aquellas experiencias, surge un gran inconveniente: ver cómo sale al…

La identidad del vino chileno: el regreso del Yeti.

Imagen
El 19 de octubre del año 2012, aparece en el sitio Vinorama del periodista Patricio Tapia, un texto titulado: “El Yeti y la identidad del vino chileno”, que se enmarca en su mayoría, dentro de su exposición en el segundo Seminario del Vino, Gastronomía y ruralidad, de la DIBAM.Resumiendo el texto y buscando el principal foco de la discusión, Tapia pone sobre el tapete aquellas preguntas que deberían llamar a investigar o deducir cuál es la verdadera identidad del vino chileno. Preguntas que en el texto se reflejan de la siguiente forma:“El tema surge en una discusión sobre la situación actual del vino en nuestro país y, en específico, sobre la identidad del vino chileno. ¿Qué es? ¿Existe? ¿Hay un vino que podamos llamar propio? Y la idea es, más o menos, ésta: ha llegado el momento en que ya no son necesarios más viticultores ni más enólogos. […] Ya no los necesitamos más. Ha llegado el momento en que el vino chileno lo que necesita son sociólogos, antropólogos.”Lo curioso, anecdótico…