Noche del Pinot Noir – Valle de Casablanca

NOCHE DEL PINOT NOIR

Creo que la única forma de despejar dudas y que nuestro gusto personal por el vino goce de  buena salud, es ir a una muestra, donde uno pueda tener la experiencia de poder degustar y ver, distintas interpretaciones de una cepa en un sólo lugar.

La Noche del Pinot Noir es una síntesis donde Valle de Casablanca muestra a sus exponentes de la cepa, con el donaire necesario para hacerlas desfilar, esta vez en el Hotel Ritz-Carlton de Santiago.

Créanme que me gustaría sacar lustre de todas las viñas presentes; pero no, mi punto de referencia y donde puse los pies es otro.

2Si nos remontamos unos años atrás, era lógico resignarse ante lo uniforme que eran los Pinot Noir de la zona. Más que nada era un tanteo y aproximación de los productores que jugaban de locales con la cepa. Hoy, ciertamente, hay algo curioso. Un interesante y a veces sutil contraste, que antes, no hubiese sido posible figurarse. Se produce una antagonía donde unos van por la vereda de las maderas levemente torrefactas y una puesta en escena algo dura, mientras otros, comienzan a despeinarse y sacarse la etiqueta anterior, para mostrar tensos acercamientos de acidez y frescura −incluso algunas notas minerales discutibles− que antes no se encontraban en la mismas etiquetas. ¿Podríamos desde este tenue antagonismo comenzar a hablar de tendencia?, creo que es demasiado pronto.

1Entendiendo la docilidad natural del Pinot Noir, Montsecano es un cuento aparte y corre por otro carril, definitivamente. Basta con hacer una revisión a los comentarios de esa noche, para saber que este fue mimado por grupos de cata, consumidores y amantes del vino en general.

No es necesario decir quién es el mejor o quien anda peor, sería una pendejada, cada productor y consumidor tendrá su propia reflexión al respecto y verá de dónde contemplar su gusto y realidad.

Pero esta vez fue especial, ya que la organización planeo con éxito reunir a un amplio y democrático repertorio de público, donde se incluían viticultores, enólogos, periodistas, sommeliers, blogueros, publicaciones, grupos de cata, grupos de redes sociales y consumidores en su estado salvaje.

Entiendo que la industria del vino, desde su ficticio concepto de la “exclusividad”, logre aislar y escoger sus canales y medios de comunicación predilectos. Pero esta asociación creada por Casablanca tiende a romper con ese modelo hermético, logrando escrutar a sus cercanos poniéndolos en el mismo escenario. 

Es común ver y leer en revistas especializadas sobre estas actividades. Diferente es cuando se acercan a otros para que logren vivenciarla, que no quede sólo en la fantasía del papel o del paladar del entendido.

Los demás valles o localidades, parecen estar al debe. Pero en realidad, no importa tanto lo que hagan, leeremos sus actividades en la revista de subscripción del mes que viene, quedamos en eso.

 

@Vinocracia
 

Las Viñas presentes fueron: Viña Veramonte, Viña Carmen, Viña Casa Lapostolle, Viña Casablanca, Viña Casas del Bosque, Viña Catrala, Viña Indómita, Viña Kingston Family Vineyards
Viña Mar, Montsecano, Viña Matetic, Viña Morandé, Viña Quintay, Viña Santa Rita, Viña Ventisquero
Viñedos Orgánicos Emiliana y Viña Cono Sur

Sin crear falsas expectativas es bueno seguir la pista a los Pinot Noir de:

Montsecano, Ventisquero, Cono Sur 20 Barrels y Kingston.

Gracias a La Asociación de empresarios Vitivinícolas del Valle de Casablanca, a Constanza de Ramón y al Hotel Ritz-Carlton de Santiago.

http://www.casablancavalley.cl/

Share:
Designed by OddThemes | Distributed by Blogger Themes